2020年1月24日 星期五

No se aceptan donativos

Por qué la caprichosa generosidad de Estados Unidos tras el terremoto no ayudó a Haití.

¿Estás listo para el fin de semana? Inícialo con tu boletín en español de The New York Times, que te trae algunas de las mejores lecturas de los últimos días. No las encontrarás en ningún otro lugar. Si aún no te suscribes, puedes hacer clic aquí.

ADVERTISEMENT

La indiferencia ante la desgracia ajena no es nueva, pero sí es un mal que pareciera acentuarse en estos tiempos: cada día nos enteramos de otra gran epidemia, de alguna remota catástrofe natural, del drama de las víctimas de la brutalidad policial y de los koalas que se mueren de sed y… ¿qué podemos hacer? Para combatir la desazón y calmar nuestra conciencia buscamos ayudar, es lo humano. Pero tal vez hay algo peor que cruzarse de brazos ante quienes pasan apuros: ofrecer una mano débil, distraída, poco comprometida. “Dar dinero es fácil y satisfactorio. Descifrar cómo usar ese dinero para unir todas las piezas de una vida hecha añicos”, leemos sobre el despilfarro de ayuda a Haití, “es uno de los esfuerzos más difíciles y complejos que cualquiera puede emprender”. Ayudemos mejor.

— Elda Cantú

El pernicioso efecto de las promesas sin cumplir en Haití...

Un grupo de niños juega fútbol al costado de las ruinas de la catedral.

El último baile de la sobreviviente de un terremoto

En el décimo aniversario del sismo en Haití, un reportero vuelve para buscar a la bailarina que se convirtió en el rostro de la tragedia y la recuperación del país.

Lee en este artículo de opinión cómo le fallaron quienes querían ayudarla.

...y aquí algo para tu fin de semana

  • ¿De verdad así nos vemos? Una fotógrafa hizo retratos de los vecinos de una pequeña comunidad estadounidense de mayoría blanca. Ver los rostros de sus vecinos en gigantografía colgados por todo el centro desencadenó un ejercicio colectivo de introspección.
  • Récord de horror. Cada día más de cien personas mueren en actos de violencia en México. ¿De quién es la culpa de esta crisis?, se pregunta Jorge Ramos.
  • ¿Coincidencia o conspiración? Un informe encontró que durante las protestas en Sudamérica, cuentas de Twitter vinculadas a Rusia buscaban sembrar confusión en los países que se oponen al régimen de Maduro en Venezuela.
  • La nueva hora de Guaidó. Michael Penfold sugiere al líder de la oposición venezolana cambiar de rumbo y aprovechar el nuevo impulso para pedir elecciones libres.
  • Bestias de río se extinguen con discreción. Dos tercios de los principales ríos del mundo son interrumpidos por presas; sus habitantes —peces prehistóricos, hipopótamos, cocodrilos, salamandras gigantes— han empezado a desaparecer.
  • El espíritu que recorre América Latina. Desde Haití hasta Chile, una serie de protestas populares claman justicia y equidad. Michael Shifter analiza estos reclamos.
  • Consultores de un imperio de diamantes y petróleo. Isabel dos Santos posee una de las mayores fortunas de África. Una investigación de corrupción en Angola —donde su padre gobernó 38 años— pone bajo la lupa a Dos Santos y a firmas como Boston Consulting y PwC, que le ayudaban a camuflarla y administrarla.
  • Su testimonio cambió las leyes de violencia doméstica en España. En nuestra serie Overlooked de obituarios recordamos a Ana Orantes, cuyo asesinato sacudió al país.
  • ¿Crueldad o audacia para impulsar una reforma? La analista Viri Ríos observa que las recientes medidas de austeridad en México son una estrategia arriesgada del presidente para lograr un aumento de impuestos sin sacrificar su capital político.
  • Adiós al anonimato. La tecnología de reconocimiento facial creada por la enigmática empresa Clearview es una postal de un futuro distópico nada lejano.
  • Dos historias de amor en moto. La primera, escrita por Marcos Villatoro, es un tributo a sus padres: un hombre blanco de los Apalaches y una mujer salvadoreña que recorrieron Estados Unidos en una Harley. La segunda —en Modern Love— involucra un accidente y un matrimonio abierto.

En inglés encuentras más

Art Lien para The New York Times

Si estás fatigado con la cobertura del juicio de destitución a Donald Trump, aquí una alternativa gráfica: te traemos los dibujos del artista Art Lien desde la sala, donde no se permite el ingreso de fotógrafos ni videógrafos independientes.

Una de mis lecturas favoritas esta semana fue esta serie de 21 ensayos sobre renuncias: un sacerdote escribió sobre colgar los hábitos, una mujer sobre el tiempo que eligió pasar sin sexo y una estrella de rock revela cuánto le costó bajar para siempre del escenario. Los testimonios son un recordatorio de que en nuestra cultura hipercompetitiva y estresada a menudo olvidamos escuchar la voz de la vocación, la salud o el amor.

¿Recuerdas el reportaje sobre el príncipe de Delhi que recomendé el mes pasado? Entonces te interesará saber que otros lectores del Times nos han dado pistas para desenredar el misterio de una familia que vivió décadas fingiendo ser de la realeza.

¡Disfruta tu fin de semana! Si te gustó este boletín, compártelo con tus amigos, colegas y seres queridos (y no tan queridos). Ellos pueden registrarse y recibirlo por correo.

Me gustaría saber qué piensas de El Times. Leemos y tomamos en cuenta todo el correo que recibimos de nuestros lectores. (Y a veces también consigo un momento para responder).

¿Necesitas ayuda? Consulta nuestra página de Ayuda para el boletín o contáctanos.

Recibiste este correo electrónico porque te registraste en el boletín El Times de The New York Times.

Si quieres dejar de recibir estos correos, cancela tu suscripción o administra tus preferencias de correo electrónico.

Suscríbete al NYT

|

Síguenos:

facebooktwitterinstagram

Cambia tu correo electrónico|Política de privacidad|Contáctanos

The New York Times Company. 620 Eighth Avenue New York, NY 10018

沒有留言:

張貼留言